26 de junio de 2011

Proyecto de Junio. Banda Sonora.


Aquí, un mes más, está mi participación del proyecto de Junio, de Adictos a la Escritura. ^-^ 

La canción que decidí usar, fue hecha por la gran y talentosa compositora Yuki Kajiura, cuyo titulo de la música, es Drew Drops, que es parte también de la banda sonora de Tsubasa Chronicles. 



Lluvia

Si le permitieran regresar a un punto especifico de su vida, sin dudarlo, escogería aquella noche de melancolía, cuando la conoció. Ella, la mujer de sus pensamientos, la que lo visitaba cada noche en sus más entrañables sueños, aunque no supiera ni siquiera su nombre… pero sus ojos, por Dios que esas pupilas verdes se habían clavado como dos dagas en lo más profundo de su alma. Esa mirada tan triste, cargada del dolor, de una vida llena de sufrimientos... al igual que la suya.

Fue un encuentro breve, donde dos corazones se conectaron y latieron como uno mismo. Ella no necesitaba de él, así como de similar forma, él no necesitaba de ella. Sus miradas se cruzaron en silencio de un solitario bar, alrededor de la media noche. La mujer estaba sentada en la mesa cerca de la ventana, con los rayos de la luna bañando su hermoso rostro. Él, unas mesas más allá, la observaba desde el momento en el que entró, pues jamás, nunca en su larga vida de agonía había visto unos orbes tan sinceros.

Como una mítica criatura, ella levantó su rostro, dirigiéndolo hacia el techo mientras una lágrima negra, producto de su maquillaje, se deslizaba por su pálida mejilla, perdiéndose en su barbilla. No podía dejar de verla, su belleza, su dolor. Todo en ella era enigmática, pero él, cobarde y silencioso, no se atrevía a interrumpir su momento de soledad para lograr brindarle un mudo consuelo.

¿Qué la lastimaba? ¿Por qué se apartaba del mundo en noches como ésa? ¿A quién le lloraba? ¿Ése ser la amaba? Tantas posibilidades y en ninguna entraba su presencia… hasta que lo miró.

Ella bajó su rostro, probablemente sintiéndose observada y fijó sus pupilas en las de él. No se molestó en limpiar su rostro, sólo ladeó apenas el rostro, dejando que la melena castaña rozara a su piel como una sutil caricia.

Había momentos en que no eran necesarias las palabras para ser comprendidos: éste era uno de esos. Parpadeó, diciéndole con mirada, que le agradecía el hecho de estar con ella en el pasaje más oscuro de su vida; él sonrió con tristeza y convicción, mientras la misteriosa dama se ponía de pie, rompiendo la distancia que había entre ellos con su elegante andar.

Cuando llegó hasta donde él se hallaba, la mujer se inclinó hacía bajo, tomando la mejilla del caballero con su mano enguantada, ladeando el rostro para depositar un beso cálido, mezcla de sal, labial y aroma mentolado y frío. Tan helado como quedó él cuando la mujer se incorporó y sin vacilación alguna, se alejó de la misma melancólica forma en la que había llegado…      

Suspiró profundamente cuando sus memorias regresaron a la actualidad y se veía solo. Levantó sus dedos, tocando ahí, donde el beso del amor de su vida fue dejado. Aquella mujer… ¿Lo recordaría?

La amaba… sólo que a veces, sería bueno que ella lo supiera…

…y viceversa.  

15 comentarios:

  1. Una melancólica historia de amor.

    Las melodías instrumentales son las más díficiles de interpretar, lo digo por experiencia.

    Muchas gracias por compartirnos tu trabajo.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola, hola! también soy parte de Adictos a la escritura.

    He leído tu relato y junto con la melodía que presentas, ambos son hermosos. Me dejó una sensación de calidez en el momento en el que la chica se acerca pero luego todo se vuelve frió es como si hubiera sido un soplo de viento el que trajo la visión de la chica...

    Me despido n-n espero leerte pronto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. guau, es super bonito! esa serie tiene un musicón que es una maravilla!

    ResponderEliminar
  4. Melancolía y belleza... la canción es una preciosidad, y leer el relato escuchándola me hizo el corazón encoger :D

    Felicidades...:D

    Kissess

    ResponderEliminar
  5. No he podido oír la canción por que había ocurrido un error joooo Buen relato... Besis

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito y bien escrito, nos atrapa en un momento bello y enigmático, cálido y frío a la vez.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Uff, pero que ternura de relato, realmente es precioso *-*. Y a mi tambien, me encanta la banda sonora de Tsubasa, y tu relato ha quedado muy acorde con el tema. ¡Felicidades!
    Te cuidas muchisimo, y adiós.
    P/D: Muchisimas gracias por visitar, y comentar mi relato, me alegro mucho tu comentario :D.

    ResponderEliminar
  8. La canción es bellísima, la he escuchado mientras leía tu texto y me pareció que se acompañaban perfectamente.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Que bonita es la melodía, no la conocía y me ha encantado. Y que preciosa y meláncolica es la historia de amor que nos cuentas. Se compenetran de maravilla relato y música. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Wow! Q historia! Muy triste y melancolica! Me gusto mucho. Y la melodia muy triste! Ese tipo de melodia hace q me duela el corazon. :(

    ResponderEliminar
  11. Me has dejado sin palabras, esta historia es de lo mas conmovedora, escribes genial.
    Te sigo.-

    ResponderEliminar
  12. Una increíble historia de amor, este tema es el alma de la fiesta en todas partes del mundo, no puede haber odio, muerte, vida, felicidad, etc... sin este gran tema que es el amor. Muy buen relato.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  13. La música, la buena narración... y ese final... Me voy poniendo triste...

    ResponderEliminar
  14. Un fugaz encuentro, una impronta marcada y un recuerdo imborrable. Sutil. Enhorabuena.

    Saludos de un seguidor más.

    ResponderEliminar
  15. Ahh, estupendo, me ha llegado y leyendo al tiempo que escuchaba la canción me ha parecido una unión perfecta. Felicidades por el realto. Estupendo.

    ResponderEliminar

¡^-^ Muchas gracias por comentar y alimentar el alma de este blog *3*!