27 de junio de 2011

Reto, Tejiendo un cuento


Bueno, presento mi primera participación en este divertido proyecto, organizado por Dulce Cautiva, en su maravilloso blog, El club de las escritoras.  Este proyecto consiste en que entre todos, como su nombre lo indica, formemos un cuento. Pues, no me quería quedar con las ganas de participar y aquí está ^w^

******

Me pregunté quién había sido el bocón que logró ver lo que había sucedido anoche y me propuse a buscarlo hasta el fin de sus días para que respondiera por esto, pero la verdad es que en este instante, tenía cosas más importantes en que preocuparme como por ejemplo, ver como Stacy finalmente llegaba hasta mi, matándome con una sola mirada.

―¡Tú! ¡Maldita perra! ―gritó tan fuerte con su voz molesta que repentinamente hizo que nos volviéramos el centro de atención. Yo apreté mis labios con fuerza, cuando me di cuenta que las personas empezaban a formar un circulo alrededor de nosotras. Iris frunció el ceño y me miró, seguramente pensando en defenderme si yo no hacía nada al respecto―. ¡Tan seriecita y tan arrastrada!


Todo lo que yo hice fui abrir levemente la boca de la impresión. ¡Jamás alguien me había insultado de semejante manera! Y aunque mentalmente ya me había estado preparando por escasos segundos para ello, lo cierto es que la furia se apoderó de sobre manera de mi persona, algo que se notó en el sonrojo intenso de mis mejillas, mi mirada firme y decidida.

―¡No me insultes! ―grité enfurecida, ya sin importarme lo demás. Sólo los murmullos y los coros que se hacían ante nuestras palabras se lograban colar por mi capa de rabia―. ¡No tienes ningún derecho de venir a decirme esto!

―¿Ahora te haces la ofendida? ¡Qué todos sepan esto! ―anunció, mirando a todos con una sonrisa que sin duda era de satisfacción―. ¡Está mosquita se le ofreció a Roberto!

Quedé pasmada. ¿Qué yo qué? ¡No podía creerlo! Todo esto era un vil juego… una…

―¡Mentira! ―Soltó una voz repentinamente. Estaba tan sorprendida que me tomó inclusive unos segundos en reconocer de quién era; Iris. La volteé a ver, y después a todos que reían seguramente de mi expresión, que me señalaban o se burlaban en voz baja. A lo lejos me pareció escuchar el rugir de un motor y me pregunté dónde estaría Roberto, quizás manteniendo la esperanza de que tal vez, él pudiera arreglarlo todo―. ¡Caroline estuvo anoche conmigo!

Stacy pareció más brava que al inicio, dirigiéndole una mirada de puro resentimiento a mi amiga.

―¡Claro y vienen sus perros guardianes porque saben que es cierto! ―Y rió molestamente. Me miró nuevamente y movió sus cabellos hacia atrás, mostrando en su cuello una marca morada, sin duda algún recuerdo que Roberto le había dejado el día de ayer. Por alguna razón, eso me hizo hervir la sangre hasta no poder más, de modo que caminé hacia Stacy, apretando mis puños, sintiendo inclusive que este hecho me lastimaba.

―¡Para tu información, ni me interesa ese estúpido! ¡Quédatelo! ¡Y haber si aprendes a cuidar de mejor manera a tu mascota, por que es él quien se está acercando a mí!

Inmediatamente sentí que me había equivocado de palabras, porque Stacy explotó. Su cara se enrojeció, sus dientes chocaron contra sí mismos y un grito furioso salió de su garganta. Acto seguido, levantó su mano y pude ver lo siguiente: su palma se dirigía a mi mejilla. Incluso, mientras esto sucedía, alguien gritaba: “Pelea de viejas”

Estaba por reaccionar para defenderme o al menos sujetarle sus cabellos cuando la mano de Stacy se detuvo muy cerca de mí. Abrí los ojos totalmente y alcancé a ver un brazo tatuado con una forma que en ese instante no reconocí,   pero que detenía todo; era Roberto.

Inmediatamente Iris corrió a mi lado y me abrazó, apartándome de Stacy. Roberto por su parte, nos miraba a ambas, al tiempo que todo se quedaba en silencio, como si los demás temieran de él, y prefieran quedarse callados. Noté la seriedad de su rostro, contrario a la alegría de sus amigos, que unos pasos más allá se reían abiertamente de lo sucedido.

―¡Caroline! ―Una voz más familiar, la de Michael, hizo que todos reaccionar y volvieran los murmullos. Él trataba de meterse entre la multitud de gente y yo por mi parte miraba a Roberto, como esperando que me guiara. Lo vi molesto, totalmente y jaló por la fuerza a Stacy.

―¡Roberto! ―chilló, mientras se abrían paso. Yo observaba como la empujaba hacia su moto y sus amigos se miraban entre ellos, mientras Roberto se subía también y se la llevaba a otra parte claramente de mal modo. Michael, por su parte, ya había conseguido llegar hasta mi, y me abrazaba posesivamente. Me sentía morir.

Pese a todo lo que había pasado ayer, la verdad es que no me sentía bien en ese momento para luchar contra él. Los brazos de Iris también me recorrieron y ambos me llevaron a un sitio más alejado, oculto de las personas que clavaban su mirada en nosotros. Me encontré preguntándome si ya debía haber entrado a clases.

―¿Estás bien? ―me preguntó Michael preocupado, pero en mi mente sólo una pregunta giraba. ¿Quién le había dicho? ¿Quién? ¿Quién nos vio anoche, lo cerca que estuvimos?

―Brian no… ―deduje en voz alta, aunque sólo para mi misma―. Parecen que se llevan bien, no harían eso… ¿Quién más? ¿Quién más?

―¿Caroline? ―intentó Iris. Yo levanté la vista para verla con ojos vidriosos.

―¡¿Quién pudo haber dicho eso a Stacy, Iris?!

Entonces, mi amiga se sorprendió y miró a Michael de reojo, mordiéndose el labio, como si estuviera reprimiendo el deseo de decirme algo. Miré a mi amigo entonces, y noté que había algo distinto en su semblante. Yo negué rápido, impresionada y como si mi mente pudiera deducir más cosas que las acostumbradas, grité:

―¿Cómo supiste que anoche estuve con Roberto unos minutos? ¡No pasó nada! ¡Iris!

―¡Yo no sé nada, Caroline! ¡Juro que lo supe por lo que decían apenas hoy en la mañana! ¡Unas chicas fueron las que me lo contaron todo y también que Stacy quería desquitarse!

Su respuesta me pareció sincera, pero temblé… aún quedaba la de Michael. 

****
¡Espero lo hayan disfrutado! ¡Gracias! ^-^

5 comentarios:

  1. Hola guapa!, me encanta tu continuación!!!, no te lo he dicho aún?, pues eso, espero k tengas mucha suerte y salgas elegida, ya que tu continuación realmente promete... veremos a ver...

    Bueno cielo, un besazo y hasta mañana! (k es cuando comenzaran las votaciones :-D).

    Xao!!!

    P.D.: Gracias por participar!!!

    ResponderEliminar
  2. Tu continuación es muy buena! Lindo blog.
    Suerte! :D

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la continuación, me ha encantado la emoción de la pelea, muy bien narrada. Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Felicidades Reina!, tu continuación ha sido la elegida y ahora se da comienzo de la siguiente fase, jejeje.

    Por cierto, acabo de organizar un concurso en el blog, t apuntas?.

    Saludos y lo diche, gracias por participar en este reto, muak!!!

    ResponderEliminar

¡^-^ Muchas gracias por comentar y alimentar el alma de este blog *3*!